01 septiembre 2007

el mundo


"Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.

A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.

No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende."

Eduardo Galeano


(dedicado a esos fuegos que nos encienden, que nos abrasan, que nos iluminan...)



6 comentarios:

glauka dijo...

Y algunos sólo son rescoldos ... habrá que soplarles un poquito ;).

Un besote.

maite dijo...

el fuego es belleza

calma dijo...

¡Qué bonita forma de describir a los humanos¡
Aunque soy aire total, el aire mueve y aviva el fuego.
Mil besitos y gracias por tus palabras. Tú, si me conoces un poco y creo que sí, sabes lo poco que me gusta a mi el tema de las cadenas. Pero ya lo he dicho varias veces, y la gente te quiere y te vuelve a nombrar, y ya por fín y ahora que no estoy tan estresada, y por primera vez, lo he hecho un poco en condiciones.
Más besos

MALEFICABOVARI dijo...

Joder, ahí me has dado, nene¡¡¡¡ Pues yo creo que no todos son fuegos, que algunos ya son ceniza y se mueven por inercia, y caminan por costumbre... y luego, en el otro lado, estamos los que quemamos la vida diariamente a base de golpes de efecto certeros, ilusiones, y una energía capaz de mover montañas. Yo enciendo... tu enciendes también... nosotros, vosotros... pero hay que saber el secreto, ya sabes, una buena combustión, un ritmo adecuado, y una cabeza en consonancia a este mundo loco, es decir, pelín desequilibrada, para poder ceñirse a estas realidades que nos tocan...
Un beso fuerte, guapo, estuve de vacas, pero ahora ya no te escapas para nada, ya aquí, perenne, fiel a ti, siempre tuya, la maleeeeeeeeeeee¡¡¡¡¡

Churra dijo...

Nunca habia oido una cosa tan bonita ...un mar de fueguitos ,hasta el infinito de fueguitos distintos .
Un beso

ahhh dijo...

Glauka: Siempre quedan unas brasas para en un momento dado, volver a reavivar ese fuego, con un poco de ayuda, como ese soplido...

un beso (y un soplido no, porque no te hace falta para nada :-)

Maite: sin duda lo es, y quizá sea sencillamente porque está vivo...
(o se comporta como si lo estuviera, nace, se alimenta, crece, y poco a poco acaba por extinguirse)
un beso

Calma: ¿viento o vendaval?, je,je. Es el mejor aliado el fuego, pude convertir una chispa en incendio que lo arrase todo.
Es una forma preciosa de describir a los humanos, totalmente de acuerdo.
Y gracias tus palabras, gracias a ellas te conozo lo que te conozco ;-)

un besote

Male: Tú eres de esos últimos fuegos a los que hace referencia el texto, vamos, sin ninguna duda. Esos fuegos tan necesarios para avivar esos otros medio apagados.
Seguro que para acercarse a tí, uno tiene que llevar ropa ignifuga para no acabar en la unidad de quemados de algún hospital, je,je.

Un beso Maleeeeeeee incendiaria.

Churra: Un mar de fueguitos y fuegotes, inextinguibles, para dar calorcito a este mundo :-)

Ya te lo he dicho, pero gracias una vez más por tu "nominación".


Y gracias por vuestras palabras, no hay mejor combustible para alimentar este fueguito, je,je.