13 agosto 2007

starman


Ser un hombre de las estrellas, escapar de esta realidad terrestre, de esa gravedad que nos apresa el cuerpo y el alma. Saltar de un astro a otro agarrado a la cola de algún cometa, viajero errante sin origen ni destino, contemplando los cañones de Marte, rodeando las lunas de Júpiter, atravesando los anillos de Saturno, las nebulosas perdidas en lo más alejado de la galaxia, las galaxias perdidas en lo más profundo del universo....





(momentos en los que uno necesitaría huir de todo, huirse)

3 comentarios:

maite dijo...

huirse, si, para no volver, la realidad no cambiará nunca, me temo (hoy)

el nombre... dijo...

a mí me gusta más la idea de irme, no huyendo...
cuando uno huye de algo, retorna antes de lo deseado...


un beso.

Rudy Torres Villegas dijo...

de acuerdo, eso de huir no es. yo prefiero perderme, quizás en una de esas me encuentre.

Saludos de un voyeur, desde el otro lado del silencio.