02 junio 2007

lo que no

"Pues bien, cuando mi amigo pronunció aquella frase (si hubiera tenido hijos, el mayor tendría ahora veinticinco años) pensé que en la vida de las personas era más importante lo que no sucedía que lo que sucedía. Aquel soltero aparente tenía en otra dimensión oculta una familia imaginaria, un familia que llevaba construyendo al menos desde hacía veinticinco años. Pensé entonces que cada uno de nosotros lleva dentro un "lo que no", es decir, algo que no le ha sucedido y que sin embargo tiene más peso en su vida que "lo que sí", que lo que le ha ocurrido.
(...) Todo el mundo tiene una herida por la que supura un "lo que no" que ningún "lo que sí", por extraordinario que sea, logra suturar."




Dos mujeres en Praga, Juan José Millás

14 comentarios:

MALEFICABOVARI dijo...

Lo importante es que no nos pese mas el no, que lo que llevamos a cabo. Siempre se puede ser valiente, hacerse la lista de los noes, y ponerse a ello, pero imaginar por imaginar, haciendo luego la vida que a uno le da la gana, creo que no da derecho a pensar en suposiciones, hay que arrancar el motor y emprender el viaje, y no ser tan cobarde de perderse en lagunas imaginarias...
Yo nunca pensé en los noes... quizás sí en los síes que pudieron ser, y luego negociados con el alma, llegaron con el tiempo.
Un beso, un placer, yo tb leí ese libro, Millás ahí todavía me caía bien, y me parecia que tenía cosas que contar, ahora le veo un poco corrupto, y con menos que decir, perdona si te molesta mi opinión, pero es que sus últimos libros me parecieron todos iguales. Escribe muy bien, pero a veces, si la fuente se agota, lo honrado es no forzarla, si total, con columnas aquí y allá tampoco se vive mal....
Me gustó el planteamiento, pero es un poco cobarde, ya te digo...
Bssssssssssssssssssssss

ahhh dijo...

No me molesta tu opinión, para nada, para eso es tu opinión. Yo he leído creo que 3 libros de Millás, por lo que sé si se repite o no. Es posible que así sea, es algo que le pasa a muchos escritores, que siempre están dándole vueltas a las mismas obsesiones (como le pasa, por ejemplo a Saramago).

Yo entiedo este fragmento no como un refugiarse en lo que no fue o pudo ser, sino en la importante que és, en cómo marca la vida de una persona todas las cosas que no han sido (que en su conjunto siempre serán muchas más que las que han sido). Es cierto que al personaje en cuestión al que se refiere, sí que parece que se oculta en aquello que no ha sido, como una forma de huir de lo que es y no le gusta.

Pero yo lo veo un ser consciente que somos lo que somos, en gran parte por todo lo que no fuimos y pudimos haber sido. En fin, que no sé si logro explicarme demasiado bien, quizá entendí mal el texto, pero me hizo reflexionar, y eso es algo que valoro mucho cuando leo algo.

Siempre es positivo que nos planteemos las cosas, incluso a nosostros mismos.
Un placer tenerte por aquí, en tu primera visita si no me equivoco.
Con tu permiso, me pasaré por tu "casa" para ver "lo que sí" que hay en tus palabras, je,je.

muchas gracias por tu comentario.

valeria dijo...

Yo sí me planteo "lo que hubiera sucedido si..."
Ahora recuerdo una canción que dice: ... lo que pudo haber sido y no fue...
Un beso, Ahhh

Lara dijo...

Yo también he pensado a veces en "lo que no", lo reconozco. Mi vida no ha sido ni por asomo lo que yo pensaba que sería, pero también soy capaz de asumirlo, no me queda otra, e intentar vivir la que me toca lo mejor posible. Intento que pese más "lo que sí".
Interesante reflexión.
Un beso.

ahhh dijo...

en mi comentario de más arriba, quise decir que NO sé si Millás se repite o no porque sólo he leido 3 libros suyos. (es que he visto que lo escribí mal y se puede entender como que voy de sobrado, je,je).

ahhh dijo...

Valeria: lo que pudo haber sido y no fue influye mucho y en lo fue y en lo que es. Si algo no ha sido, su lugar tiene que ser ocupado necesariamente por otro lo que sí, que no tiene porque ser ni mejor ni peor. Es inevitable plantearse esas cosas, porque seguro que muchas cosas serían diferentes en nuestra vida si lo que no fue hubiera sido. Pero si eso hubiera sido, lo que finalmente fue, no hubiera sido, y nos haríamos las mismas preguntas. O sea, que es como un círculo visicoso sin salida, así que lo mejor es estar contento con lo que ha sido, con lo que es.

Menudo lio, ¿no?, je,je


Lara: tu vida es como es por todo lo que no ha sido. Lo cierto es que yo nunca he podido imaginar como iba a ser mi vida, así que no puedo decir que sea diferente, pero supongo que es imposible preveer lo que nos va a suceder o dejar de suceder. Por eso hay que estar contento con lo que tenemos, porque siempre es una sorpresa y porque aunque algunos digan lo contrario, la vida no está escrita, se va escibriendo cada día con lo que es y con lo que no ha sido.

muchos besos a las dos, que sí son, (al menos de palabra, claro, jeje).

Cinzia Ricciuti dijo...

Cuando tomamos nuestras decisiones siempre dejamos por fuera un sin numero de posibilidades.
Antes solia vivir en las hipotesis pero ahora me he dado cuenta de lo inutil que resulta.
Primera visita, seguire por aqui.
Saludos

Gwynette dijo...

"lo que no"..no ha sido, y no quiero comerme el tarro :-)
..literariamente está muy bien, pero en lo cotidiano es una pequeña tortura que no lleva a ningún sitio.
Me ha encantado leerlo, eso si !

Espero no decepcionarte demasiado

Carinyets de carxofa

-que poco te prodigas, eh?-

ahhh dijo...

cinzia: Bienvenida! Es cierto que tampoco vale la pena detenerse demasiado en todo lo que no ha sido. Mejor será que nos concentremos en lo que es y lo que será. Yo ahora mismo me pongo con un neuvo post sobre "lo que es y será".
Muchas gracias por tus palabras y vuelve cuando quieras, será un placer tenerte por aquí.


Gwynette: ya, a mí, después de leerlo me dejó pensativo y con un regusto amargo, pero no vale de nada darle más vueltas. A fin de cuentas, lo que importa es lo que hagamos a partir de ahora, del primer día del resto de nuestra vida.
¿Me prodigo poco? Pues últimamente estoy escribiendo más que de costumbre, je,je.
Intentaré seguir el ritmo, pero no prometo nada.

de momento, voy a dar por zanjado este post, y voy a ir a seguir buscando la belleza en lo que sí, en lo que ha sido, en lo que es, y en lo que será (o espero que sea)

muchos besos carxofeta.

churra dijo...

Me encanto ese libro, ese trozo es sublime . Recuerdo que me impresiono tambien aquel en que ella le dice al escritor que quiere que escriba su vida , pero la que no ha vivido... y le cuenta el funeral del marido que jamas tuvo ...Genial
¿Tendremos todos una vida paralela ? un¿un lo que no ha pasado?
Besos

ahhh dijo...

Churra: seguro que tenemos muchas vidas que se quedaron en lo que pudo haber sido, cada vez que tomamos una decisión, se va quedando alguna por le camino, pero como sólo es posible tener una, la que tenemos es ésta, que se va haciendo a cada momento a base de descartes y elecciones...

LLevo el libro por la mitad más o menos, y cada vez se va enrevesando un poco más, todo por culpa de la mentira, o por considerar lo que no como si hubiera sido lo que sí. Los personajes me transmiten tristeza por eso mismo, porque no aceptan lo que lo que no fue, no fue.

Gracias Churra por tus palabras.

aminuscula dijo...

Yo creo que lo que no sucedió está bien que no sucediera, que elegimos y que, si lo hacemos en consecuencia con lo que de verdad somos, los "lo que no"-es acaban teniendo sentido. En todo caso, dar más importancia a lo que no fue que a lo que sí es, parece un desperdicio de la propia vida.

Por lo que he visto hasta el momento me gusta tu blog.

GLAUKA dijo...

Me fijé mucho en este párrafo que citas al leer Dos mujeres en Praga, me ha hecho "ilu" coincidir contigo.
Es cierto: pesa mucho más lo que no tenemos, lo que deseamos y no logramos, que lo que tenemos y disfrutamos, quizás, sólo quizás, porque la frustración es muy pesada y suele referirse a cosas "de las grandes".
Me pesa muchísimo más de lo recomendable todos mis "no tengo", la verdad que si. Bien se ve en mi casa ;). Por eso no puedo refutar a MIllás, no puedo decir que no debe ser así, porque no soy "practicante" de la teoría a aconsejar asique ...

Mil besos.

ahhh dijo...

Aminúscula: Muchas gracias por tu visita y ¡Binvenida!
No se trata de darle más importancia a "lo que no". Y tampoco hay que verlo como algo negativo. Por poner un ejemplo, imaginemos que en un momento dado no aceptamos un trabajo que parecía muy interesante pero que algo nos decía que no era el nuestro. Esa decisión de "lo que no" fue, seguramente fue muy positiva para "lo que sí". Porque ese "lo que no" es muy importante precisamente por que no fue.
Espero verte de nuevo por aquí!

Galuka: Felices coincidencias, je,je. Veo que estás en etapa del "no" (por tu otro comentario también), pero el "sí" es igual de importante. Si a fin de cuentas, cada día que vivimos es una sucesióin de decisiones, de sies y de noes, y no todos los sies son positivos ni todos los noes malos.
Quizá, lo que no ha sido, nos sirve de estímulo, nos hace sentir que tenemos algo pendiente, algo que fue no pero que tiene que ser sí en un futuro.
Yo, en medio de tanto lio de sies y noes, me refuegio demasiadas veces en los quizá, puede ser, a lo mejor, no sé, etc.

un abrazo Galuka y arriba esos ánimos!