09 junio 2007

hilos

Pensando en los hilos...





...en los hilos invisibles que nos unen a las personas, esos hilos que tejemos y destejemos, que a veces cortamos y otras nos cortan, que incluso se desgarran. Estaba pensando en cómo nos olvidamos de ellos precisamente porque son invisibles; pero basta que alguien tire de alguno de esos hilos para inmediatamente sentirlos cosidos a nuestra piel. Y sentimos como se tensan, como se rompen esos hilos que creíamos que ya no existían. Comenzamos a tejer sin ser conscientes de con cuánta dedicación lo hacemos, cómo nos afanamos en dar puntada tras puntada, pasando un hilo y otro y otro más. No, no nos damos cuenta de que todos esos hilos, cuando se tensan, pueden arrancarnos la piel a tiras. Pero resulta mucho más sencillo tejer que destejer, forma parte de nuestra naturaleza; debe ser que somos tejedores natos...

Creo que ahora entiendo a qué se refieren cuando se habla del "tejido social".

15 comentarios:

Lara dijo...

Puntada a puntada, hilo a hilo nos formamos nuestro tejido, que nos puede servir de resguardo e incluso de red, que nos salve de una caída.
Me gusta la idea.
Un beso!

MALEFICABOVARI dijo...

Es así, son invisibles, pero dios... cómo se sienten, si casi se palpan¡
Y cuando se tensan...se hacen físicos, se muestran.

Gwynette dijo...

Casi tan frágiles como una telaraña...

Carinyets de carxofa

Coblenza dijo...

Eso es, hilos, la fibra. Lo que dura, la resistencia de esos hilos. La unión que les hace perfectos o inperfectos. Lo has descrito muy bien.
Un beso fuerte.;)

Valeria dijo...

Tengo la misma sensación que Gwynette... formar parte de una telaraña...
Un beso, Ahhh

Isabel dijo...

Mejor un tejido que un ovillo,digo yo...
Entrelazados, mejor que liados.;-)
Me gustó tu punto de vista,Rafa,muy acertado.Besitos.

glauka dijo...

Siempre es más gratificante contruir que destruir.
Quizás por eso cuando tejemos -contruimos- tememos tanto el deshilado que puede acaecer en cualquier momento. Quizás, por eso, nos cuenta cada vez más tejer.

Azul caleidoscopio dijo...

que bella reflexion! Somos tejedores por naturaleza y eso me da esperanza. Saludos.

churra dijo...

incluso yo creo que a veces destejemos solo por empezar de nuevo , volver a tejer .
Besos.
(sobre lo de llevar al cine ensayo sobre la ceguera .....mucho van a tener que afinar los guionistas )

calma dijo...

Que buenísimo... la que has tejido tú con los hilos. Has enebrado un post perfecto, claro, y muy bien atado. Eres muy bueno.
Un beso y una sonrisa

calma dijo...

o tal vez se escribe enhebrado, creo que sí, al leer ahora veo, la palabrita no la suelo utilizar jajajaja he sido rápida eh sin usar corrector.
Besosss

ahhh dijo...

Lara: Tejemos hilos por todas partes, y nuestro tejido se entrmezcla con el de los otros; puede que necesitamos tener toda esa red para sentirnos más seguros, para no sentirnos sólos.
Me alegra que te gustara :-)

Male: Si pudiéramos evitar que se tensaran... quizá cortándolos antes...

Carxofa: O casi tan fuertes, que está comprobado que en comparacíon con su grosor, son extremadamente resistentes...
un b7.

Coblenza: La resistencia del hilo y de cómo ha sido cosido, que es casi tan importante o más que la propia fibra. Por eso para que algo dure, lo que hay que hacer es dar unos buenos puntos.
un beso.

Valeria: Eso es porque hay hilos por todas partes, entre nosotros y los demás (y entre todos ellos), por eso es todo una maraña tan complicada a veces.
Pero nadie dijo que la vida fuera fácil ¿no?, je,je.
Besos

Isabel: Pues sí, mejor que los hilos se extiendan y se tejan a que queden enredados en sí mismos dando vueltas y vueltas y vueltas... Asi al menos quedan a salvo de las zarpas de los gatos...

muchos también para tí.

Glauka: "Por eso nos cuesta cada vez más tejer..."
Sabias palabras. Sí, el miedo a que se rompan esos hilos y al dolor que ello conlleva nos puede hacer dejar de tejer, por un tiempo... pero somos como las arañas, está en nuestra naturaleza y volvemos a hacerlo.
Ánimo tejedora!

Azul: Bienvenida! Esperanza en tejer nuevos hilos para reemplazar a los que se rompan.

(me gustó mucho tu selección de libros, muy buen gusto. Te devolveré la visita en cuanto pueda)

Churra: Mira, puede ser, quizá seamos como los Curris, aquellos hombrecitos verdes que salían en los Fraguel, que no podían dejar de construir porque ese era el sentido de su existencia y neceitaban que los fraguel se comieran sus construcciones para poder seguir construyendo. Quizá los hilos se rompan también por ese motivo.
Buena reflexión...
(y sí, difícil lo tienen los guionistas)
muchos besos.

Calma: Enhebrar, bien dicho, je,je. No sé yo si estará muy atado, pero con vuestros comentarios seguro que los hilos son ahora mucho más fuertes.
Muchas gracias por tus palabras (y por el beso y por la sonrisa) :-)

Y muchas gracias a todos por estos hermosos hilos que se tejen gracias a las palabras, las vuestras.

libertad dijo...

Así es. Y qué difícil es tejer. Y qué fácilmente cualquier hilo se deshilvana si no ponemos todo nuestro mimo y cariño.
Un beso
Gracias

India Ning dijo...

En el fondo todos arácnidos, en busca de presas mosquito para subsistir.

PD: ¿has cambiado la direcc del blog? no sé qué pasa con el enlace tuyo en mi blog, que lleva a ninguna parte. Dime algo, que lo arreglo.

Besos!

ahhh dijo...

Libertad: Los hilos hay que cuidarlos y mantenerlos si no queremos que el tiempo los vaya desgastando, como todo en esta vida...
Bienvenida si es tu primera visita (como creo que así es). Espero que te guste esta casa y estás invitada a pasar por ella siempre que gustes)

India: Que miedo me da eso :-S , no sé por qué per ome hace pensar en la viuda negra, je,je.

Pues sí, hice un cambio en el nombre del blog hace un tiempo, para corregirlo, pero pensaba que te habái dejado un comentario dicíendolo. Lo siento. Tendrás que actualizar el enlace a esta nueva dirección:
http://buscandolabelleza.blogspot.com/

Que vaya bien la "caza" de tu amigo, je,je.