25 junio 2007

Filosofía

Este domingo aparecía en el suplemento XLSemanal la entrevista a una catedrática de filosofía de la Universidad de Valencia, en la que se decían cosas de lo más interesantes. Cuando uno piensa en filosofía, le vienen a la mente los años de estudio al instituto, los densos tochos -casi siempre fotocopiados- que uno tenía que leerse para tratar de entender el pensamiento de unos personajes que parecían darle demasiadas vueltas a las cosas, y que después, había que saber explicar con nuestras propias palabras en un exámen. Quizá uno perdió el sentido de lo que era realmente la filosofía, y convirtió tan hermosa palabra en algo que causaba realmente pavor, y al escuchar nombres como Kant, Rousseau, Schopenhauer, no podía evitar echarse a temblar. Pero afortunadamente, dentro de esa maraña a veces ininteligible para un adolescente, quedó sembrada la semilla de la duda, del sentido crítico ante lo que veía o escuchaba a su alrededor. Y eso ha quedado. Y de eso se habla en la citada entrevista...




Sirva este post como homenaje a esa palabra tan bella, que esconde en su interior tantas y tantas preguntas, y, quizá, alguna respuesta...

11 comentarios:

India Ning dijo...

Creo que la verdadera esencia de la filosofía está precisamente en no dejar de buscar respuestas, y el que las encontremos o no, es lo de menos. La inquietud por encontrar, el cuestionarse la existencia y todo lo que ella conlleva, nos da fuerza e ilusión.
Ya sabes: más Platón y menos Prozac. ;)
Muchos besos!

Isabel dijo...

Me ha encantado tu post de hoy,Rafa;tal vez porque me has hecho recordar toda esa época en la que nos enseñaban a pensar,a reflexionar,a tener opinión propia ,a debatir,a comprender teorías,planteamientos...
Todo eso es la filosofía,la herramienta que nos hace trabajar nuestra mente.
Un besote.

GLAUKA dijo...

¿Sabes que me sorprendes con demasiada frecuenca con estas casualidades dichosas? Joer,si antes hablamos a lo tonot unos amiguetes sobre el término filosofía ... vienes tú con nuestras conclusiones, que, por cierto, nos llevó llegar a un consenso sobre ello de un par de horitas ;). COn lo fácil que habría sido venirse por aquí, hombrepordiossantobenditoooooo!!!!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hola, te convido a leer mis poesias (historias cortitas)...

Lara dijo...

¡Qué razón tienes! Lo primero que nos viene a la cabeza con esta palabra es la Filosofía de los tochos, la de la Selectividad, pero con el tiempo aprendes que hay más, y necesita de nuestro tiempo y nuestras reflexiones.
Por cierto, interesante la entrevista a Adela Cortina.
Un saludo.

churra dijo...

Pues yo cogí filosofia como optativa de COU, creo que jamas fui a ninguna clase , el como la aprobé es un misterio.
Investigare , por si me queda algun poso (algo escribiria en los examenes , digo yo )
besos

ahhh dijo...

India: El darse cuenta al menos de que no hay ninguna verdad absoluta y que hay tener el sentido crítico siempre alerta.
(aunque, ahora que no nos oye nadie, algunas certezas de vez en cuando no me vendrían nada mal ;-)

Muchos besos para tí también

Isabel: Si, lo malo es que quizá no era el momento, o la forma no era hacer leer a chaveles de 16-17 años auténticos "tostones". Pero supongo que algo quedó, ese poso que años después vuelve a surgir con más fuerza...y ya nunca más se puede dejar de reflexionar, debatir, dudar, buscar respuestas.

un beso.

Glauka: Je,je, pero lo mio no tiene merito, había leído ese entrevista, y además, seguro que vosotros os lo habeis pasado mejor charlando y tomando alguna cañita, seguro :-P
Me gusta mucho coincidir contigo, es un honor amiga Glauka.
Amen!

Un beso.

Otra vez... Muchas gracias por la initación, me pasaré cuando tenga una ratillo. Tú también estás invitado a volver por aquí cuando quieras

Lara: Con el tiempo vamos aprendiendo que muchas de las cosas que nos enseñaban en el colegio tienen más relación con la vida de lo que nos pensábamos. Y la filosofía es eso, la vida, y sus misterios.
un beso amiga.

Churra: Pues una de dos, o eras una superdotada -posibilidad que no descarto- o el profe te aprobó porque estaba loquito por tí -posibilidad esta que también me resulta factible ;-)
Por cierto, cuando yo estudiaba filosofía no era una optativa, era obligatoria para todo el mundo...
Misterios de la vida, je,je.

un beso muy grande

el nombre... dijo...

estoy FASCINADA con lo que acabo de leer. SI, YA SÉ. puede sonar muy rimbombante. Pero es que me da mucha emoción, cuando alguien, en esta vorágine maldita en la que vivimos, cuelga un post acerca de LA SEÑORA FILOSOFÍA (madre de todas las ciencias, por si no nos acordamos!)
Tenía yo 7 u 8 años, cuando le pregunté a mi tía (profesora de filosofía, y dueña de una biblioteca que me subyugaba desde entonces)"qué es la filosofía?". Por supuesto que sonaron las carcajadas de cuanto mayor allí estuviera.
Pero la venganza llegó. Crecí, y llegué solita a sacar los libros de los estantes, y sumergirme en Heidegger,Niezchte?, Sartre,Hegel, Platón, Aristóteles (de éste último sigo suspirando y estudiando el tratado de las pasiones, de su retórica).
Adela, en el artículo que traés plantea cosas bien interesantes: el tema de la alteridad, la aporafobia, la revolución ética...BUF! HAY PARA HACER DULCE!
y del que más me gusta.
gracias, ahh, por traer este aire fresco de los pensadores, que invitan a seguir reflexionando, no conformándonos, seguir criticando (siempre con buena leche), argumentando... Y sobretodo, en este mundo del "TODO"FAST
Un abrazote

Perdón por la euforia!

Las telepatéticas dijo...

Filosofia, filosofear... uno de estos días os contaré como llegué de la huerta a la eternidad: es pura filosofía.

ahhh dijo...

el nombre: No sabes cuánto me alegra tu fascinación, y a su vez me fascina tu precoz encuentro con la filosofía. Me has recordado a Sofía, la protagonista del libro de Jostein Gaarder "El mundo de Sofía".
En cierta medida, todos "filosofamos" cuando nos replantemos nuestra vida, nuestras escalas de valores, nuestras expectativas, aunque no lo hagamos de un modo tan analítico como los verdaderos filósofos.
Y sí, es muy cierto que filosofía y "fast food" no soy muy compatibles. Reflexionar necesita su tiempo...

Un placer leer tu comentario, de verdad. Y gracias por tu euforia :-)

telepatéticas: ¿Llegaste a la eternidad? Vaya, eso tienes que contarlo
¿qué eres, una diosa? ;-)

calma dijo...

Reconozco que en aquella época me parecía un peñazo la filosofía, hoy es alimento para mi vida. Estupenda reflexión Rafa.
Un beso