28 abril 2007

Ahhh...




¿Callaremos ahora para llorar después?
R. D.



Mis ojos hablarían si mis labios
enmudecieran. Ciego quedaría,
y mi mano derecha seguiría
hablando, hablando, hablando.

Debo decir "He visto". Y me lo callo
apretanto los ojos. Juraría
que no, que no lo he visto. Y mentiría
hablando, hablando, hablando.

Pero debo callar y callar tanto,
hay tanto que decir, que cerraría
los ojos, y estaría todo el día
hablando, hablando, hablando.

Dios me libre de ver lo que está claro.
Ah, qué tristeza. Me cercenaría
las manos. Y mi sangre seguiría
hablando, hablando, hablando.



Blas de Otero, Pido la Paz y la Palabra

4 comentarios:

churra dijo...

Belleza .
Dios me libre de ver lo que esta claro.
Me apunto a seguir hablando contigo.
Besos

dulcinea dijo...

...Yo también me apunto

ahhh dijo...

pues hablemos, (pero si puede ser sin sangre, mejor, je,je)

Hanna dijo...

Hermoso, me quedo con el.
Saludos