11 marzo 2007

encuentros con la belleza

"La iluminación del interior del vagón era muy ténue, y lo que Shimamura veía en el reflejo estaba muy lejos de poseer el relieve y la nitidez de una imagen vista en un espejo de verdad. Así se explicaba que, poco a poco, llegara a olvidar que contemplaba una imagen reflejada en un vidrio, y que se adueñara de él la sensación de que veía aquel rostro femenino en la parte de fuera, en el exterior, flotando y como arrastrado por el torrente ininterrumpido del paisaje monstruoso y entenebrecido.
De pronto, en aquel momento, una lucecita lejana resplandeció en medio del rostro. En el juego de los reflejos, al fondo del espejo, la imagen no se imponía con la consistencia suficiente para eclipsar el resplandor de la luz, pero tampoco era tan vaga como para ser borrada por ella. Y Shimamura pudo seguir el movimiento de aquella luz que recorría lentamente el rostro sin deformarlo ni borrarlo. Un frío destello perdido en la distancia. Y cuando su diminuto fulgor prendió en la misma pupila de la muchacha, cuando se sobrepusieron y se confundieron el resplandor de la mirada y el de la luz clavada en la lejanía, se produjo un verdadero milagro de hermosura, abierto en flor en un reino imaginario, con aquel ojo iluminado que parecía navegar sobre el océano de la noche y las rápidas olas de las montañas."


País de nieve, Yasunari Kawabata

10 comentarios:

Nokitas dijo...

esta danzarina te invita al Blog Luso

http://lusoprosecontras.blogspot.com/

Casilda dijo...

Belleza en estado puro.
La sensacion calida de un texto precioso.
Volvere.

Valeria dijo...

Pues sí que es un trocito de la belleza, tienes razón. Perfecto para este lunes.
Bien elegido.
Un beso, Ahhh

Isabel dijo...

Qué magia soñadora nos introduce en nuestra imaginación este texto, lleno con las palabras de alguien que sabe describir muy bien la belleza;debe ser porque la conoce...
Precioso. :-)
Buena semana,amigo.

Nube Loca dijo...

Caminante son tus huellas
El camino nada más;
caminante no hay camino
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino
sino estelas sobre el mar.
¿Para que llamar caminos
A los surcos del azar...?
Todo el que camina anda,
Como Jesús sobre el mar.

Yo amo a Jesús que nos dijo:
Cielo y tierra pasarán
Cuando cielo y tierra pasen
mi palabra quedará.
¿Cuál fue Jesús tu palabra?
¿Amor?, ¿perdón?, ¿caridad?
Todas tus palabras fueron
una palabra: Velad.
Como no sabéis la hora
En que os han de despertar,
Os despertarán dormidos
si no veláis; despertad.

Antonio Machado

****************************


¿Qué será lo que buscará la belleza en nosotros?

¿No será que no hay nada ajeno a nostros en la belleza?

¿Qué no vemos en ella reflejado nada más que lo más sagrado e intimo que llevamos dentro?

Tan cercana verdad es que nos ciega. Misterio resuelto para la mente claudicada que calla y no busca...

Alalluna dijo...

Bueno, no sé si vendrá mucho a cuento, pero yo suelo viajar mucho en tren y reconozco que, durante mis viajes, siempre me sorprendo a mi misma perdida entre los reflejos de las caras de los viajeros de mi mismo vagón reflejadas en el cristal de encima donde reposan las maletas. Algo deben tener esos reflejos para captar mi atención cuando menos me lo espero. El viernes cuando vuelva a viajar en tren seguro que cuando repare en ello me acuerdo de tu post. Besos

churra dijo...

Pero bueno, juraria que en este post puse un comentario. Por aqui hay un duende que me esta haciendo la contra .
Vuelvo a leerlo.....
¡¡¡¡que rabia me esta dando!!!
que me parece precioso, de verdad, precioso.
Besos

ahhh dijo...

nokitas:gracias por la invitación. Haré buen uso de ella.

casilda:serás bienvenida, y espero que esa misma sensación se repita en los próximos posts. Muchas gracias.

valeria:es que los cristales y las ventanas dan mucho juego...
Hoy es jueves, pero también me parece apropiado, ;-)

isabel: estoy seguro de que este hombre conocía muy bien lo que era la belleza y sabía dónde buscarla. Este pasaje aparece al comienzo de la novela, y aún no he llegado a la mitad. Espero encontrarme con muchas más belleza en sus palabras.
Buena semana a tí también, esta y la próxima.

nube loca: buenas preguntas, que sé que no esperas que te responda. Hay muchas cuestiones que por el simple hecho de planteárselas, nos enriquecen tanto o más que sus respectivas respuestas (si es que las hay). Un abrazo

alalluna: Si el viernes te acueradas de este post, me alegraré mucho. Y me alegro de que seas de esas personas que se fijan en esos detalles, que sueñan, imaginan, crean belleza con tan sólo unos reflejos...

churra: te prometo que yo no soy un duende y que no he borrado tu comentario, je,je.
Pero me alegro de que así lo hayas vuelto a leer y te haya vuelto a gustar.
Sí, es precioso.

Muchas gracias a todas y todos.

calma dijo...

Me gusta la belleza en todos los ámbitos del arte y por tanto de la vida. Mucha belleza en lo escrito.
Un beso

Gwynette dijo...

Te prodigas poco, eh nen?

Saluditos de alcachofaaa