20 febrero 2007

historias mínimas

Inseparables

Husmeando cada esquina, se arrastraba por el suelo en busca de su dueño. La oscuridad de la noche era tan densa que no se veía nada. Pero por suerte, la luz de una farola recién encendida delató su posición. Se abalanzó hacia él echándose a sus pies. Tras aquella primera farola, fueron encendiéndose las demás. Y así, en medio de la noche, hombre y sombra, siguen juntos su camino.



Definiciones

Hay quien opina que el mar es una extensión de agua salada que cubre la mayor parte de la superficie de la Tierra, que una nube es una masa de vapor acuoso suspendida en la atmósfera y que un árbol es una planta perenne, de tronco leñoso y elevado, que se ramifica a cierta altura del suelo.

Muchas personas, ciertamente, piensan eso.



Lógica

El número uno es el primero en llegar al final.
Si me lo permiten, yo prefiero ser el último.




6 comentarios:

Isabel dijo...

Sencillamente geniales.Me ha encantado esto que dices: "muchas personas, ciertamente, piensan eso";porque otras tenemos la libertad de pensar e imaginar que el mar, la nube y el árbol significan mucho más,por suerte... ;-)
No nos contentamos con una simple definición..Un saludo.

Isthar dijo...

Me encantan las historias condensadas, quizá porque en pocas letras se puede ver tanto como cada uno sea capaz.

Yo prefiero no tener orden, ser, sin número, ya llegaré ;)

churra dijo...

Pues yo tambien quiero ser la ultima , poder caminar a tu lado, ver como mi sombra me busca en la siguiente farola , borras todas las definiciones ....

Besos .

Valeria dijo...

Mi sombra y yo, nos conformamos con terminar, sin mirar el puesto...
Y efectivamente, hay mucho más que ver en un árbol, el mar...
Que bonito, Ahhh!

India Ning dijo...

Últimos para tener más tiempo de oír el mar. Y mejor de noche, sin sombras.

Gwynette dijo...

Pobre sombra, que sola se encontraba sin su dueño !! :-)

Cariños de alcachofa