11 febrero 2007

( )

Se abre el paréntesis...

Me encanta esta hora del día, despúes de comer, un día festivo. Todo parece en calma, todo está en calma. Hasta el fuerte viento que ha soplado durante toda la mañana se ha tomado un descanso. La ciudad se ralentiza, el silencio gana la partida al ruido del tráfico y de la gente. En las casas, se terminan los postres, se recogen los platos y las primeras cabezadas en el sofá, frente al televisor, no tardan en aparecer. No hay prisa. La tarde se presenta larga y ociosa.
El día parece necesitar de estos tiempos muertos, para coger fuerzas. No importa el antes ni el después, sólo el presente más inmediato existe y nosotros en él. Y todo está bien como está. Nada más es necesario.

...se cierra el parentesis.

11 comentarios:

valeria dijo...

Escribo esto despues del paréntesis de una reparadora siesta...
La tarde, por delante...
Un beso, Ahhh

India Ning dijo...

Lo mejor de un breve paréntesis, es que dentro cabe todo lo que tú quieras.
Besos.

Isabel dijo...

Qué bien me ha sentado leerte;creo que voy a leer este paréntesis cada vez que me sienta estresada.
Es maravilloso cualquier momento del día que nos haga sentirnos así de bien por lo menos, porque posiblemente, cada cual tenga el suyo propio.
Lo importante es lograr sentirnos bien,Ahhh.
Un abrazo.

Lara dijo...

Un domingo por la tarde, con tiempo para relajarse, es lo que me da fuerzas para empezar la semana... luego no hay tregua.

Suerte de los paréntesis!

Loredhi dijo...

Paréntesis que detiene el tiempo, necesaria pausa de viento que promete la calma. Sugerente texto. Me gustó

Gwynette dijo...

que ganas tengo de tener un parentesis..por diossss ! ni los domingos puedo, pero ya llegará el día y te lo recordaré! :-)

Carinyets de carchofa

belita dijo...

Trás el paréntesis de nuevo la locura, las prisas... Pero que bien sienta detenerse y tomarte tu tiempo, aunque solo sea el domingo por la tarde.

Isthar dijo...

Y pensar que esos momentos se nos pasan casi siempre sin que seamos conscientes, sin degustarlos en lo que valen... una verdadera lástima.

A mi también me encantan los paréntesis de calma :)

Un besazo

Alalluna dijo...

Los paréntesis siempre se agradecen, más aún si son cortos pero en los momentos adecuados. Los largos tampoco es que vengan mal... Ojalá pudieramos disfrutar de más paréntesis en esta vida de correprisas. Besos

GLAUKA dijo...

O un kit lat ;).

Nada mejor que un parétesis de esos en los que el mundo se para por un ratito sí.
Un beso.

najwa dijo...

pues a disfrutar!!
=) feliz tarde