23 noviembre 2006

deseo de ser...


Dices quiero, y entonces es como si te imaginaras a punto de recobrar tu rostro, a punto de saberte alguien -y tanto más alguien cuanto lo que dices querer señala el camino de tu ruina, tu propia perdición. Siento que es así como ahora quiero escribirte. En cierto modo, también te dije que te quería como buscando un modo de perderme. Y es que es como si sólo esa ruina me perteneciera en propiedad, irrenunciable. Como si yo también me buscara ahí, en la enseñanza del dolor -en lo difícil. Como si sólo allí me cupiera reconocer aquello que propiamente hay en mí de singular, aquello a lo que en ningún modo me será dado escapar: mi única certeza. Mi única certeza es ahora saber que sólo se conoce lo que se ha perdido, lo que ya no está -como el trueno dice la verdad del rayo. Como si sólo fuera posible sentir en las cosas aquello que las hace ausentes, su irremediable distancia. ¿Es ésta la razón por la que he sentido y siento la necesidad de escribirte -a ti que ya no estás, que estás tan lejos?


Miguel Morey, Deseo de ser piel roja

6 comentarios:

valeria dijo...

La añoranza...
Puede que se valore más a quien está lejos o cuando lo has perdido.
Lo entiendo porque yo también extraño, de alguna manera.
Un beso, Ahhh

India Ning dijo...

Ha de ser realmente bello querer a alguien para encontrar en él la manera de perderse. Y de llegar a encontrarse.

churra dijo...

A vueltas andamos con la "ausencia " de las cosas, esa que las hace tan presentes

Besos

Gwynette dijo...

Hoy me he leído todo tu blog enterito :)..ya sabes que tendemos a leer la última página visible, y me ha hecho grácia ver que tenemos unas cuantas coincidencias: El pequeño príncipe, el mismo poema de Benedetti y el gusto por la música de Madredeus :)

Si, si..me ha encantado !!!
abracitos de alcachofa

Gwynette dijo...

has leído lo que te puse ayer en Antónia Font ? :)

abracitosss

dulcinea dijo...

Así somos los humanos, eh? valorando siempre a posteriori...bueno...al menos valoramos...algo es algo, y por algo se empieza, a partir d ahí a mejorar.